El plan loco de SpaceX para colonizar Marte dentro de seis años (y II)

spacex mars

La semana pasada nos quedamos comentado la ultima genialidad de Elon Musk, el rico filántropo que se acaba de proponer uno de los retos mas grandes de la Historia de la Humanidad. En efecto, se trata de un proyecto titánico del que ya hablamos hace unos días en la primera parte de esta serie: llevar a unas cien personas hasta el planeta rojo allá por 2022.

No son pocos los retos que debe superar esta misión antes de que veamos a uno de los nuestros pisar al vecino más apetecible. Y por supuesto, no son pocos los colegas científicos que han puesto el grito en el cielo ante esta oda a la exploración espacial. No, nadie duda que tarde o temprano llegaremos a las arenas marcianas. Al fin y al cabo llevamos desde los años 70, con las naves Viking I y posteriores, posando chatarra terrícola en esas dunas de color carmesí.

El problema, como os podéis imaginar, radica en mantener viva a una población de un centenar de personas en un entorno extremadamente hostil. Los contratiempos empiezan antes de llegar a la superficie. En primer lugar, la radiación del Sol sería letal para los tripulantes de la nave, así como para los dispositivos electrónicos y de navegación. Se podría hacer un importante esfuerzo de ingeniería para solventar este problema, pero desde luego cualquiera error de cálculo resultaría  fatal para los valientes (o locos) embarcados.


No hay que olvidarse de la logística: ¿Se te ocurre cómo gestionar comida, agua y oxígeno para tanta gente durante medio año? Teniendo en cuenta que no hay fuentes de energía al alcance de la nave, salvo el combustible que lleve consigo. Lo bueno es que SpaceX ha dado una cantidad enorme de datos en los últimos días, así que cualquiera con la suficiente imaginación puede ponerse a diseñar y discutir soluciones factibles. Esta especie de arca de Noé futurista mide más de 120 metros de largo, y pesa cuatro veces el peso de las arcaicas naves del programa Apolo.

El cohete se utilizará un millar de veces a lo largo del siglo, con la idea de establecer una colonia del tamaño de una pequeña ciudad europea. Sorprendentemente, la NASA va a poner su granito de arena a esta odisea, aunque los principales retos del proyecto los asumirá la empresa aeronáutica de Elon Musk. Básicamente, se limitarán a asesorar y aconsejar a los científicos de SpaceX, que apuestan por poner su primera sonda robótica en Marte … ¡en 2018!

Lo interesante es que los planes de la empresa tecnológica no terminan en Marte, ni mucho menos. La idea es explorar y colonizar distintos satélites de los gigantes del Sistema Solar, como Europa o Encelado. Para conseguir esto, deberíamos aprender a explotar los recursos naturales de Marte de forma sostenible. Cosa que, por cierto, es la única manera que tendrían los primeros habitantes de Marte de volver a casa. Digamos que los planes de Musk pasan por convertir algunas de las rocas más emblemáticas del Sistema Solar en estaciones de reportaje.
Esta ciudad de más de un millón de habitantes que SpaceX quiere poner en El planeta rojo para el 2060, va a necesitar muchos voluntarios que se fíen del buen hacer de los dirigentes de este proyecto. Os confieso que me gusta pensar que formo parte de la primera generación que va a poder hacer turismo espacial a buen precio. Pero yo, por ahora, me quedo en tierra. No obstante, no descarto cambiar de opinión si veo que la técnica está madura más adelante. ¿Y tú? ¿Piensas que es locura o genialidad? ¿Te apuntas al viaje?

Autor: Dr. Pablo Aguilera

De pequeño, quería ser mago. Ahora, me gusta pensar que investigo para que la tecnología resulte útil y mágica a la sociedad. En 2015 gané el Premio Extraordinario de Doctorado en Ingeniería de Telecomunicaciones, y en 2016 me eligieron como Mejor Profesor de la Escuela de Ingenieros de Sevilla. Me encanta la naturaleza, el deporte y hacer música, por lo que en cuanto pueda planeo una escapada.

1 opinión en “El plan loco de SpaceX para colonizar Marte dentro de seis años (y II)”

Comentarios cerrados.