El fenómeno del #fotolitro

img_20160922_024918Twitter es capaz de mover montañas, y con un simple hashtag cimbrear los cimientos de la sociedad. Vale, a lo mejor me he pasado, pero ¡y lo bien que lo pasamos!

Hay hashtag solidarios, que incitan a votar a tal o cual partido, que quieren comentar el reality, venderte un producto…

Pero hay otro Twitter, el Twitter de las personas. En el que, a diario, desconocidos intercambian chistes y se hacen guiños. Se responde ingeniosamente a alguien a quien no verás en tu vida y se presta ayuda al que tiene una duda. Puedo decir que gracias a Twitter he conseguido llevar a cabo alguno de mis proyectos, porque detrás de esos avatares, se esconden seres de carne y hueso con los que puedes trabar amistad. Muchas veces esa amistad se convierte en real y, de repente, tienes que hacer una parada en Valladolid para tomarte una cerveza con un ‘amigo’. Y tu mujer te mira raro, pero es que vas a pasar a sólo 20 kilómetros de allí y no vas a hacer el feo.

A falta de eso, muchos tuiteros que ya se conocen y han cerveceado juntos, mantienen una especie de tradición (que presumiblemente empezaron @donarfonzo y @Onde_va_iyo). Así que cada vez que abres una lata, un botellín o un litro, te acuerdas de ellos y te haces una foto. La cuelgas bajo el hashtag #fotolitro y la dedicas. Y bueno, no te la has tomado con el que ya es casi un hermano, pero se la dedicas. Todo un fenómeno social.

P.D: Ahora me tomaba yo una con los dos que he nombrado arriba, con @Cl4usman, @Lamadredebrian, @Pascuonfire y @Dealmeriayole. ¡Por vosotros!