De ilusión también se vive

Que si te va a tocar la lotería o la primitiva. Que si vas a encontrar un trabajo del carajo con un sueldo increíble. Que si vas a viajar muchísimo o incluso que si vas a dar la vuelta al mundo en 80 días en barco, en elefante o en tren. En lo que sea. Te da igual. Siempre estás pensando que quieres hacer cosas o tenerlas que no están al alcance de tu mano. Vivimos con ilusión desde pequeños. Desde que nos enseñaron que podíamos pedir lo que quisiéramos y que lo mismo “sonaba la flauta”. Vivimos con la ilusión en nuestras vidas desde nuestras infancias. Especialmente en aquellas largas noches de los Reyes Magos. Aprovecho esta oportunidad que me brinda Coolt para hacer pública mi carta para este año.


Queridos Reyes Magos:

¿Qué tal todo por ahí? Por aquí bien, supongo. Todavía algo mosqueado por lo del scalextric que os pedí en 1989. Siempre me decíais en una nota que la caja era muy grande y que no podíais venir tan cargados pero empiezo a no creérmelo, la verdad. Si me lo podéis traer bien y si no, pues mira, lo dejamos ya porque 27 años pidiéndolo creo que son suficientes. Ya me doy por enterado.

Este año os dejaré leche para los camellos, ¿Os importa que sea del Mercadona o habéis visto también el programa de Jordi Évole y preferís que os la compre en las tiendas del barrio? A mi me da igual, la verdad. Lo que os venga mejor.

¿Y qué os iba a preguntar?¿A mi mujer qué le vais a traer? Es por saberlo antes y hacerme el sorprendido. Colonia no, que ya tiene. Traedle una play 4 que seguro que no se lo espera (guiño, guiño, codazo, es mi única oportunidad de tener una play 4).

Por cierto, ya no me hacen falta las cintas de 90 minutos que os pedí para grabar en el megabass de mi hermana. Ni tampoco el tocadiscos. Ni el serpentín. Ni el Simón, Ni el tragabolas. Ni el Monkey Island. Ya no me hace falta nada de esto porque ya los conseguí por otro lado. Me los tuvo que comprar mi padre, ¡cabrones!

La verdad es que no sé para qué os mando una carta si nunca la contestáis. ¿No tenéis whatsapp? Yo creo que sería todo mucho más eficiente. Además, ¿para qué me trajisteis un móvil si luego no lo usamos entre colegas? Nos conocemos de hace ya muchos años y nunca venís a verme. Sólo una vez al año y cuando estoy dormido. Sois unos cabrones. Estáis siempre jodiendo la ilusión de la gente. Este año será el último que os espere.

El año que viene se lo pido a Papá Noel que viene antes y si tampoco me los trae, pues os lo vuelvo a pedir a vosotros, qué remedio.

2 opiniones en “De ilusión también se vive”

  1. Me ha gustado mucho, Luís. Como todo lo que leo tuyo, tiene chispa, guiños a la actualidad y un sentido del humor que me resulta familiar. Enhorabuena!

    1. Muchas gracias, Ricardo. Sólo intento divertir algo. Si lo he conseguido contigo, ya me siento satisfecho. Un saludo!

Comentarios cerrados.