Karibou Camp. ¡Cambio de pareja!

De vez en cuando apetece desconectar las neuronas y jugar a algo sencillo. Alguna cosa que nos haga pasar un rato divertido sin más. Dentro de esta categoría se encontraría este simpático Karibou Camp.

En este juego pueden participar entre 3 y 7 jugadores; y aunque en la caja indica que la edad mínima recomendada es 8 años, creo que podría funcionar también con niños un poco más pequeños (aunque no lo he probado). Los componentes del juego son cartas (un mazo con cartas de animal y explorador. Y otro para hacer los equipos), un peón de goma gigante, 8 fichas de cartón de animal que harán las veces de tablero de juego y un marcador de puntuación para cada jugador.

1

Karibou Camp se juega por parejas pero con una peculiaridad: al principio de cada ronda se sortean los equipos así que cambiaremos de pareja varias veces durante la partida. En caso de ser un número impar de jugadores entra en juego el “equipo” del coyote formado por un único jugador y con unas reglas especiales.

Para empezar una partida deberemos colocar en el centro de la mesa el peón con las 8 fichas de animal alrededor de él y se entregará un disco de puntuación a cada jugador. Se reparten las cartas de equipo y se colocan cara arriba en la mesa frente a nosotros para que todo el mundo pueda reconocer a su pareja. Después, del mazo de animal/explorador se repartirán 5 cartas a cada jugador y se colocará un cierto numero de cartas, dependiendo de cuantos jugadores seamos, en el centro de la mesa boca abajo.

2

Al grito de “¡Karibou Camp!” daremos la vuelta a las cartas del centro y todos los jugadores a la vez podremos intercambiar estas por las cartas de nuestra mano. Si algún jugador pone sobre la mesa una carta de explorador y a la vez grita “¡Explorador!” el juego se detiene y sustituiremos las cartas del centro por cartas nuevas. El objetivo es conseguir 5 animales iguales en nuestra mano y comunicárselo a nuestro compañero mediante gestos. Cada una de las fichas de animal centrales tiene resaltado una parte del cuerpo que será la que tendremos que usar para informar a nuestro compañero. Por ejemplo: si tenemos 5 osos tendremos que hacer algún gesto con los dientes (hasta aquí bien…), pero si tenemos 5 ardillas habrá que gesticular con las orejas, si son 5 patos el cuello… Si nuestro compañero ve la seña a tiempo deberá coger el peón rápidamente y colocarlo sobre la ficha de animal correspondiente o bien sobre la ficha en la que salen todos los animales (en caso de no tener claro qué gesto ha visto). De este modo puntuará nuestro equipo. Si por el contrario es un oponente el que descubre la seña y coloca el peón sobre uno de los animales, será él quien se anote los puntos. En cualquier caso la ronda termina y se vuelven a distribuir los equipos, etc. El primer jugador que llegue a 9 puntos gana la partida.

Karibou Camp

El jugador con la carta de coyote (para partidas con número impar de jugadores) juega en solitario. En lugar de 5 cartas recibirá 6 al principio de cada ronda y en caso de conseguir 6 animales iguales él mismo colocará el peón en el animal correspondiente.

Karibou Camp

Ni que decir tiene que esta clase de juegos se disfrutan más cuanta más gente esté involucrada, en este caso hasta 7 personas. Sencillo, rápido y con muchas risas aseguradas: el caos que se produce en la mesa cuando todo el mundo se lanza a por cartas, no poder controlar a todos los demás jugadores, tratar de hacer gestos ridículos sin que se te note, pelear por el peón (un acierto que sea de goma)… Karibou Camp: un juego muy divertido para jugar con niños pero también un buen “party game” para jugar entre adultos en los ratos menos serios.

Lo puedes encontrar aquí.

2 opiniones en “Karibou Camp. ¡Cambio de pareja!”

  1. Tiene buena pinta, aunque lo de mover las orejas, jajajaja, a ver quién lo consigue.
    Seguro que se pasan buenos ratos con el juego, las risas con los gestos aseguradas

    1. Jaja. Tiene su complicación, sí. Siempre puedes señalar la oreja disimuladamente con el dedo.

Comentarios cerrados.