La incertidumbre

Voy a adentrarme en un terreno pantanoso. ¿Qué es la incertidumbre? En lo más profundo de vuestro cerebro está la respuesta. Y lo sabéis a la perfección pero no lo queréis reconocer todavía. La incertidumbre es una receta de tu madre.

Mamá, ¿cómo haces tú el pastel de 4 quesos?

Pues muy fácil, te responderá ella, lo primero que debes hacer es cortar en trozos muy pequeños los 6 quesos y luego…

Espera, espera. ¿Me estás diciendo que la tarta de 4 quesos lleva 6 quesos?

Claro, pero del de provolone no mucho que es sólo para darle un poquito de sabor.

pastel

Cuando tu madre te da una receta en realidad te está dando la receta y algo más, o la receta y algo menos. No se sabrá nunca. Y jamás se podrá saber porque la receta te la ha dado con cierta incertidumbre y para colmo te va a salir asquerosa en sabor o en textura. Te saldrá tan mal que tardarás mucho tiempo en volver a intentarlo, y cuando vuelvas a hacerlo ya no recordarás que te falló al intentarlo la vez anterior. Pero lo intentarás más veces porque en tu recuerdo está la fabulosa receta de tu madre y quieres hacerlo por ti mismo.

Mamá, esta ternera al horno me ha salido con sabor a plástico quemado

¿Le echaste vino blanco?

No

Pues por eso. Un poco tenías que echarle

Pero es que no me dijiste nada de echarle vino blanco cuando me diste la receta

Es que ese es un truco que me enseñó tu tío Paco que lo hacía mucho cuando vivía en el campo.

La incertidumbre es no poder fiarte ni de tu madre cuando te da una receta de cocina, así que si ya no puedo fiarme de ella, ¿cómo voy a fiarme de los demás?

congreso