Resolución de problemas: divide y vencerás

croquetas

Generalmente los problemas grandes se resuelven mucho mejor si se consigue dividir el problema en problemas más pequeños. Esto es lo que se conoce habitualmente como “divide y vencerás”.

Imaginemos que vamos a celebrar un cumpleaños y tenemos que alimentar con croquetas a 100 personas. ¿Cuántas croquetas harían falta para alimentarlas? Pues así, de forma directa nos costaría bastante trabajo acertar. Sin embargo, sería mucho más fácil si nos preguntásemos ¿cuántas croquetas hacen falta para alimentar a una persona? Multipliquemos esto por 100 y arreglado. Y así podemos llegar a una solución mucho más directa.

Si para una persona hacen falta 15 kilos, pues para 100 son 1.500 kilos de croquetas. Y solucionado nuestro problema. Puede que esto es una exageración para un sólo día pero si llevamos tuppers el problema se vuelve a solucionar. Cada uno que se lleve las que sobran para casa que eso se puede comer frío.

Analizando un poco más nuestra forma de vida, las cosas las hacemos así siempre sin darnos cuenta. La naturaleza, que es sabia, lo hace así directamente. Podríamos estar todo el día sin mear hasta que llegara la hora de acostarnos pero no quiero ni imaginarme cuál sería tu cara a las 7 de la tarde mientras estás en un atasco de vuelta a casa. Por eso vamos al baño cada cierto tiempo y no tenemos que sufrir la acumulación final y tener la vejiga como una pelota de playa.

¿Que 9 horas seguidas de sueños son demasiadas? No pasa nada, la naturaleza nos dará hijos que nos despertarán cada 3 horas y ya con eso vamos durmiendo también poquito a poco. ¿Que 4 años de legislatura son demasiados? Pues tampoco pasa nada, votamos cada 4 o 5 meses y arreglado el problema.