Si alguien lleva un Samsung Galaxy Note 7 en el avión, que avise a la azafata

galaxy-note-7

El sábado pasado me encontraba a punto de despegar en un vuelo internacional, medio dormido por la espera en el aeropuerto y el madrugón. El personal de abordo repasaba las medidas de seguridad habituales: abrocharse el cinturón, las salidas de emergencias, como inflar el salvavidas. Cuando, de pronto, la voz de la azafata me sobresaltó con un mensaje un tanto inusual:

Por favor, si alguien lleva un Samsung Galaxy Note 7 en el avión, que avise inmediatamente a la azafata.

Me desperté y miré a un amigo, con una mueca de sorpresa, por si había oído mal. ¿Qué había pasado? Es cierto que había escuchado rumores sobre misteriosas baterías que salen ardiendo. Pero, sinceramente, no conozco ningún smartphone de gama alta que no tenga ningún caso de baterías peligrosas. Basta con rastrear un poco Internet para encontrar artículos sensacionalistas sobre problemas con móviles explosivos de LG, Sony, Motorola, la propia Samsung … incluso Apple.

Lo cierto es que nunca he prestado demasiada atención a estas explosiones, porque parecían casos marginales (en plan uno entre un millón), normalmente desencadenados por mal uso del dispositivo. Pero el caso de este Galaxy Note 7, uno de los móviles más codiciados del mundo, es algo totalmente distinto.

smartphone-explosion

Para empezar, la propia Samsung lo he dejado claro: hace unas semanas pidieron a todos los poseedores del smartphone que lo devolvieran inmediatamente, y sería cambiado por un modelo que funciona correctamente. Desgraciadamente, a principios de Octubre empezaron a verse casos (más de un centenar) de nuevas versiones de Galaxy Note 7, cambiadas a los prudentes usuarios, que también explotaban.

Por tanto, para no pillarse los dedos, el gigante coreano ha pedido a todos los poseedores del móvil explosivo algo inaudito hasta ahora: que los usuarios lo apaguen y lo devuelvan inmediatamente. Esto los honra, pero pone a Samsung en un gran aprieto y estoy seguro de que su imagen (y sus acciones) se verá seriamente dañada.

smartphone-explosion

Así de radical. Así que si tienes un Note 7, te recomiendo que lo apagues inmediatamente y lo devuelvas antes del 31 de Diciembre de 2016. Por si tenías dudas, en Estados Unidos está completamente prohibido volar (tanto en cabina como en bodega) con este smartphone. Es cierto que cada país tendrá su propia normativa, pero yo por si acaso no metería algo que puede explotar en un avión. Desde luego, no encendido.

Ahora, con la cadena de producción de Galaxy Note 7 cancelada, los próximos movimientos de la empresa coreana deben ir en la dirección de retomar la confianza de los usuarios, quizás con el Galaxy S8. Estoy seguro de que a alguien se le habrá caído el pelo en sus oficinas, por no hablar de las pérdidas millonarias.

Mientras se pagan los platos rotos, me quedo con una anécdota: en algunos aeropuertos, ya pueden encontrarse kioscos de Samsung donde los pobres poseedores de un peligroso Note 7 pueden cambiar rápidamente su móvil antes de subir al vuelo.

Por mi parte, podéis respirar tranquilos. Si estoy escribiendo estas líneas, es porque parece ser que en mi vuelo, ningún pasajero llevaba uno a bordo.

Autor: Dr. Pablo Aguilera

De pequeño, quería ser mago. Ahora, me gusta pensar que investigo para que la tecnología resulte útil y mágica a la sociedad. En 2015 gané el Premio Extraordinario de Doctorado en Ingeniería de Telecomunicaciones, y en 2016 me eligieron como Mejor Profesor de la Escuela de Ingenieros de Sevilla. Me encanta la naturaleza, el deporte y hacer música, por lo que en cuanto pueda planeo una escapada.

1 opinión en “Si alguien lleva un Samsung Galaxy Note 7 en el avión, que avise a la azafata”

Comentarios cerrados.