Scythe: agricultura, guerra y maquinaria oxidada

Un día, el dibujante Jakub Rozalski imaginó unos hipotéticos años 20 en una Europa del Este devastada tras la gran guerra y lo pintó de una manera impecable. Cuando Jamey Stegmaier (Viticulture, Euphoria, Tuscany) conoció sus ilustraciones decidió crear un juego alrededor de todo ese mundo distópico. La Fábrica, la ciudad-estado que antaño alimentó la guerra con sus imponentes mechs, ha cerrado sus puertas y ahora todos los países vecinos quieren hacerse con el control del territorio. Así nace Scythe, un juego en el que hasta 5 facciones (7 cuando llegue la expansión) lucharán por el control de la Fábrica y sus desiertos territorios aledaños y que, gracias a Maldito Games, ahora podemos disfrutarlo en nuestro idioma. 

Ilustración de Jakub Rozalski.

Si alguien me pregunta por un juego con una producción espectacular lo primero que recomendaría yo sería este Scythe. Cada detalle está cuidado al máximo, desde el arte que inspiró al diseñador hasta cada ficha que usemos. Si echamos un vistazo a la mesa con el juego preparado para empezar una nueva partida encontramos un tablero muy grande con un mapa dividido en hexágonos y varios marcadores de puntuación (victoria, popularidad y poder). Además, sobre este tablero vemos 4 mazos de cartas para combate, objetivos, encuentro y fábrica, estos dos últimos de un tamaño muy grande para que podamos disfrutar al máximo de las ilustraciones de este mundo devastado por la guerra y la escasez. Por otro lado tendremos dos mini-tableros con habilidades distintas para cada facción, un montón de fichas de madera de distintos tipos (trabajadores, cubos de tecnología, estrellas, estructuras, reclutas…), 4 mechs de plástico y un personaje principal con su mascota (oso, tigre, lobo, buey y halcón). Por último, en una zona común tendremos monedas de distintos valores y los 4 recursos que tendremos que producir:  alimento, metal, madera y petróleo.

Meeples y miniaturas de cada uno de los 5 jugadores. Fuente: www.misutmeeple.com

Viendo todo preparado puede parecer que consista en guerrear entre nosotros pero realmente la parte de enfrentamiento directo entre jugadores es solo una pequeña parte del juego. Lo demás: explorar nuevos territorios, expandirnos y producir recursos para seguir creciendo. Mecánicamente, en nuestro turno realizaremos una de las 4 acciones dobles que hay en nuestro tablero: movernos, producir en los territorios que controlemos, comprar recursos y reforzar nuestro ejército. Además, cada acción principal lleva asociada una secundaria para la que necesitaremos uno de los recursos: petróleo para mejorar y optimizar nuestras acciones en los turnos venideros, metal para desplegar mechs sobre el terreno, madera para construir estructuras y comida para alistar reclutas. Si consiguiéramos llegar hasta la fábrica con nuestro personaje y tenerla bajo control conseguiríamos además una carta de fábrica que nos dará una acción (también doble) adicional. 

Todo preparado para empezar la partida. Fuente: www.misutmeeple.com

Hay 10 metas distintas donde podremos colocar una estrella (realizar todas las mejoras, alistar 4 reclutas, desplegar los 4 mechs, cumplir una carta de objetivo…) y una vez que algún jugador haya colocado su sexta estrella termina la partida y se procede al recuento de puntos. Durante el juego podemos ganar o perder popularidad dependiendo de las decisiones que hayamos ido tomando. Al final se tendrá en cuenta nuestra popularidad para convertir todos nuestros avances en dinero. A más popularidad más dinero ganaremos por estrellas colocadas, territorios (hexágonos) controlados y recursos disponibles bajo nuestro control. El ganador será el jugador con más dinero. 

Detalle del marcador de objetivos. Fuente: www.misutmeeple.com

A grandes rasgos esto es Scythe. Tiene más cosas, como que no se pueden atravesar los ríos (lo que hace que sólo podamos movernos sobre 3 casillas al principio de la partida), o que cada vez que desplegamos un mech además desbloqueamos ciertas habilidades (como atravesar ríos o movernos más casillas) o que cada facción tiene una habilidad especial que puede usar desde el principio del juego. Sólo pretendía ofreceros un vistazo rápido a Scythe para que si os gusta profundicéis más por vuestra cuenta. 

Ilustración de Jakub Rozalski.

Si os gustan los juegos de corte europeo con colocación de trabajadores, gestión de recursos y optimización de acciones pero necesitáis una buena ambientación temática esto es lo que estabais esperando. Producción cuidada hasta el más mínimo detalle para hacer una experiencia de juego genial. Se puede encontrar, además, en algunas tiendas con el extra opcional de un set de monedas metálicas diseñadas especialmente para Scythe