Si te digo…

Si te digo “juegos de mesa” seguro que empiezan a amontonarse recuerdos en tu cabeza: aquel Parchís de madera que tenía un Juego de la Oca por la otra cara del tablero, aquellas tardes de Trivial Pursuit luchando por conseguir todos los quesitos, el día en que te enseñaron como se movía cada ficha del ajedrez, esa partida de Monopoly que nunca conseguiste acabar, ese tablero de Risk lleno de soldaditos, un Party con toda la familia… Todos teníamos algún juego de tablero que sacar los días lluviosos, o uno de cartas para llevar a la piscina y jugar sobre una toalla.

Luego llegaron los videojuegos, ese maravilloso mundo en constante evolución. Veíamos como las generaciones de consolas iban pasando. Cada vez mejores juegos, mejores gráficos, mejor experiencia, guiones que ya quisieran tener muchas películas. Y mientras tanto en las estanterías de los grandes almacenes los mismos juegos rancios de hace 30 años, como mucho con un pequeño lavado de cara. Parecía como si el tiempo se hubiera detenido o como si la industria del juego de mesa hubiera tocado techo hace años.

Bien. ¿Qué tal si ahora te digo que en realidad todos esos juegos de mesa sí han seguido evolucionando, si te digo que han ido apareciendo cientos de juegos nuevos cada año, si te digo que hay tiendas especializadas en casi cualquier ciudad, si te digo que se organizan múltiples jornadas donde probar todos estos juegos, si te digo que incluso hay bares con ludoteca propia?

Recuerdo el día que descubrí lo que llaman “juegos de mesa modernos”. Casi me explota la cabeza. Yo iba buscando alguno de esos sencillos clásicos y de repente me encontré con un mundo nuevo: conviértete en granjero con Agrícola, sobrevive a hordas de caminantes con Zombicide, adéntrate en la profundidad de las mazmorras con Descent, siente la tensión de la guerra fría con Twilight Struggle, evita una pandemia a nivel global con Pandemic, se un hombre del renacimiento, construye lineas de ferrocarril por el mundo entero, descubre los secretos de la alquimia, viaja por el espacio, lucha contra otros clanes vikingos, construye tu mazo de cartas, mueve cubos de colores, gestiona recursos, coloca trabajadores, tira dados… Tardé tiempo en empezar a asimilar tanta información.

Al final todo se reduce a una única pregunta: ¿Pero esto es divertido? Y la respuesta es sí. Mucho. Quizá no todos los juegos sean “aptos” para todo el mundo ni para todas las situaciones. Hay algunos que buscan la carcajada inmediata y otros cuya sola explicación ya dura una hora. Los hay para grandes grupos de gente y otros para dos jugadores o incluso para jugar en solitario. Unos te permiten desarrollar una estrategia a largo plazo y otros dejan el peso de las decisiones en manos del azar. En unos tendrás que competir contra el resto de jugadores mientras que en otros deberéis unir vuestras fuerzas contra un enemigo común. Si encuentras el juego que encaja con tu grupo de amigos tendrás horas de diversión garantizadas.

Intentaré a través de estas lineas, semana a semana, que te acerques un poco más a esta afición que cada vez comparte más gente. Escribiré sobre novedades, juegos que todo el mundo debería conocer, tipos de juegos según diferentes clasificaciones o simplemente reflexiones.

Espero que, a partir de ahora, si te digo “juegos de mesa” busques en tu estantería en lugar de en tu memoria.

4 opiniones en “Si te digo…”

  1. Me chifla que a mi cantante favorito le guste este mundo tan molón. Has tenido muy buena idea con el blog y me encanta como lo has explicado. ¡¡¡Difundamos este gran mundo para muchos aun desconocido!!!

  2. Genial artículo, me identifico perfectamente porque los descubrí hace poco más de un año, a mi ya me gustaban los juegos “rancios” así que ha sido como descubrir una mina de oro. Además el gran público no tiene ni idea de que existen, cada vez que se los muestro a alguien alucina y le gusta, la pregunta suele ser ¿esto de donde lo has sacado? O ¿ donde se compran?
    Saludos.

    1. Muchas gracias José Alejandro. A ver si entre todos conseguimos que los juegos de mesa lleguen al mayor número de gente posible para que esto siga creciendo. Un saludo.

Comentarios cerrados.