La soledad de los pilotos alemanes

img_2461

Como buen español que se precie, ahora o te buscas trabajo fuera del país o te mueres de hambre, y más si ya eres un señor de 51 que parece que ya no sirve para nada salvo, como mucho, para cuidar nietos o para tareas poco cualificadas porque usted ya es mayor, oiga, ni es dinámico ni audaz. Continuar leyendo “La soledad de los pilotos alemanes”