‘El hombre de las mil caras’ o cómo nos engañó ‘Informe semanal’

Vi muchos reportajes de Informe Semanal durante mi infancia porque en casa de mis abuelos era lo que se veía los sábados por la noche. Recuerdo dos de ellos con más o menos nitidez: aquella tomatina de crímenes en Puerto Hurraco y la detención de Luis Roldán en Laos. En la matanza profundicé algo más por la curiosidad-morbo que de chico te provocan estas historias que conmocionan a un país —y que casi siempre tienen que ver con la sangre—, pero sobre la peripecia del delincuente que dirigió la Guardia Civil, en cambio, no logré completar el relato ni sus claves, aclarar la turbidez del asunto. Era uno de esos asuntos políticos enfangados en las cloacas del Estado que se oían como un runrún incómodo pero que no terminaba de ir contigo —fíjense hasta qué punto lleva arraigada la corrupción en nuestro subconsciente desde el año de la polka—. Continuar leyendo “‘El hombre de las mil caras’ o cómo nos engañó ‘Informe semanal’”