Desayuno, almuerzo, cena y porno

Una vez, en una discusión en la radio sobre si celebrar Mundiales de fútbol cada dos años que había puesto la FIFA sobre la mesa, Jorge Valdano dijo estar en contra por el simple motivo de que valoramos los partidos de un Mundial por su carácter excepcional, de un evento muy poco frecuente, y que jugarlos cada dos años acabaría con ello.
Continuar leyendo “Desayuno, almuerzo, cena y porno”

Eres un hijo de puta, Michael Knight

En los 80 no estábamos familiarizados con el concepto de ‘audiencia’. Al haber solo dos cadenas el medidor del éxito de un programa era sacar la cabeza por la ventana y ver si en la calle había mucha gente o poca. Si la emisión de una película o una serie coincidía con una inusual ausencia de personal en las calles es que lo estabas petando. Por ejemplo: cuando TVE comenzó con su  programación matutina (un avance que nos llevó a las puertas del siglo XXI) decidió que Los ricos también lloran inaugurara sus emisiones de ficción en dicha franja. Fue el primer ‘culebrón’ emitido en nuestro país. Entendiendo como ‘culebrón’ aquella telenovela de larga duración producida en un país de Iberoamérica. Continuar leyendo “Eres un hijo de puta, Michael Knight”

De aulas y jaulas

Pink Floyd se desgañitaban pidiendo a los profesores que dejaran a los alumnos en paz. Tú eras un enano que sobrevivía en unos colegios pobretones cuyas aulas olían a pollo mojado o seco según la climatología de los días. Sobrevivías a esa raza voraz de los repetidores de amplio espectro que se tiraban en la escuela hasta los 15 años y que administraban su poder con los métodos de un Señor de la Guerra liberiano o a aquellos maestros que tenían la mano nerviosa y ligera. Continuar leyendo “De aulas y jaulas”