El Oráculo de Delfos

Hablar de Stefan Feld (Casltes of Burgundy, Trajan) es hablar de toda una institución dentro de los juegos de mesa de corte europeo. Famoso por sus juegos “sin alma” y sus “ensaladas de puntos” (juegos en los que se puede conseguir puntuación de muy distintas formas y donde gana el jugador que más puntos acumule al final de la partida) en este caso nos sorprende con una carrera en la que triunfará el que antes lleve a cabo las doce pruebas encomendadas por Zeus. Para ello deberemos consultar constantemente al Oráculo de Delfos, buscar el favor de los dioses e incluso aliarnos con famosos héroes, semidioses o criaturas para que nos guíen en nuestra empresa. Todo para conseguir el premio que ha ofrecido el padre de los dioses al primer mortal que complete con éxito las doce pruebas: visitar el Olimpo.

Continuar leyendo “El Oráculo de Delfos”

Blood Rage, el juego que me trajo aquí

A veces encuentras algo en tu camino que te cambia por dentro. De repente, te encuentras a la vuelta de la esquina con esa chispa que necesitabas para que tu cabeza saltara por los aires y te planteases cómo has podido vivir sin ello todo este tiempo. 

Continuar leyendo “Blood Rage, el juego que me trajo aquí”

El tamaño no importa (II)

Parece ser que os gustó bastante mi anterior entrada sobre juegos pequeños y, aunque pensaba dejar un tiempo antes de publicar la segunda parte, he decidido adelantarla. Esta vez traigo cuatro nuevos juegos portables para jugar en 30-45 minutos y además, tres de ellos son de autores españoles. He elegido juegos bastante diferentes entre sí tanto en mecánicas como en dureza.  Continuar leyendo “El tamaño no importa (II)”

El tamaño no importa (Parte I)

Muchas veces una pequeña caja de cartón que te cabe en una mano, encierra horas y horas de diversión. Suelen ser lo que llamamos fillers en el argot. Un filler se supone que es un juego “de relleno”, un juego corto y fácil para sacar entre otros más grandes y complicados. Pero, en mi caso al menos, suele haber bastantes sesiones sólo a base de estos pequeños ya que muchos de ellos se explican en un “pispás” y muchas veces eso es algo esencial. 

Continuar leyendo “El tamaño no importa (Parte I)”

Para jugar con niños

Mi intención en estos días festivos era aprovechar para comentar un montón de juegos que tengo pendientes pero al final no he sacado el tiempo necesario para poder probarlos como se merecen y escribir sabiendo de lo que hablo. A lo que sí me ha dado tiempo ha sido a jugar con mis hijas a algunos juegos adecuados a su edad (casi tres años) y os voy a contar mi experiencia. 

Continuar leyendo “Para jugar con niños”

Imhotep, el constructor de Egipto

Recoge piedras en la cantera, transpórtalas en barcos y colócalas en los distintos monumentos para convertirte en el constructor más prestigioso de Egipto. Y poco más. Así de sencillo es este juego de Phil Walker-Harding (Dungeon Raiders, Cacao, Sushi Go!) publicado recientemente por Devir en España.  Continuar leyendo “Imhotep, el constructor de Egipto”

Escuela de Pingüinos, patinaje sobre cartón

Prácticamente cada juego “casero” de nuestra infancia ha evolucionado y hoy podemos encontrar su equivalente en un juego de mesa moderno. ¿Os acordáis de cuando jugábamos a las chapas? Esas vueltas ciclistas, esos mundiales de futbol… Por lo visto lo que nosotros hacíamos cuando golpeábamos una chapa con el dedo en inglés se denomina flick, así que estos juegos en los que nosotros debemos disparar alguna pieza de dicha manera se denominan juegos de flicking o juego de flickeo (dicho a la española).

Continuar leyendo “Escuela de Pingüinos, patinaje sobre cartón”

Imagine, el juego de las cartas transparentes

Me gusta sorprenderme, descubrir cosas nuevas pero, casi siempre, cuando compro un juego ya sé lo que voy a encontrar dentro de la caja, cómo se juega y hasta cuáles son sus puntos flacos. Sin embargo, el otro día cayó en mis manos Imagine, un juego del que no había oído hablar en la vida.

Continuar leyendo “Imagine, el juego de las cartas transparentes”

Incómodos invitados. No los querrás en tu casa

El señor Woodruff Walton ha aparecido muerto en el despacho de su mansión y nuestra labor como investigadores será adivinar quién o quienes son los asesinos, y cómo y por qué lo mataron.  Continuar leyendo “Incómodos invitados. No los querrás en tu casa”

¿En tu mesa o en la mía?

Normalmente lo único que se necesita para poder divertirse con juegos de mesa es una superficie suficientemente grande como para que quepan todos los componentes del juego. Lo ideal sería, como su propio nombre indica, una mesa pero ¿quién no ha jugado alguna vez a las cartas sobre una toalla de playa?  Continuar leyendo “¿En tu mesa o en la mía?”

Mi primer euro duro

Si bien cada vez tienden a estar más difusas las lineas que separan el eurogame del ameritrash (¿ameri-qué?), podríamos decir que un juego europeo o de estilo alemán o eurogame (o euro, sin más) es aquel en el que priman las mecánicas de juego sobre la temática, es decir: es más importante la forma que el fondo.

Continuar leyendo “Mi primer euro duro”

¿Echamos una? Jugar con ‘muggles’

Lo tienes claro. Has decidido que quieres jugar pero no sabes si tu gente estará dispuesta a probar un juego del que no ha oído hablar en la vida. La primera impresión cuenta y lo más seguro es que salgan corriendo despavoridos en cuanto te vean aparecer por el salón con los casi 4 kilos de Caverna mientras les explicas: pues está muy bien, tienes una familia de enanos que viven en una cueva y trabajan el campo y crían ovejas…

Continuar leyendo “¿Echamos una? Jugar con ‘muggles’”

Si te digo…

Si te digo “juegos de mesa” seguro que empiezan a amontonarse recuerdos en tu cabeza: aquel Parchís de madera que tenía un Juego de la Oca por la otra cara del tablero, aquellas tardes de Trivial Pursuit luchando por conseguir todos los quesitos, el día en que te enseñaron como se movía cada ficha del ajedrez, esa partida de Monopoly que nunca conseguiste acabar, ese tablero de Risk lleno de soldaditos, un Party con toda la familia… Todos teníamos algún juego de tablero que sacar los días lluviosos, o uno de cartas para llevar a la piscina y jugar sobre una toalla. Continuar leyendo “Si te digo…”