De charla con ‘El Monaguillo’

Sergio nos ha hecho un hueco en su, por suerte, apretadísima agenda, para dejarnos curiosear en su vida. Nos cuenta que él nunca fue monaguillo porque era demasiado nervioso para estar media hora detrás de un señor con sotana —y sin poder reírse—. Durante la misa se dedicaba a robar cera, para vaya usted a saber qué maldad propia de un niño de los 80. “Luego llegaron las velas electrónicas”, y se le fastidió el plan. Éste ex trabajador de un hotel de Marbella, desde pequeño, escuchaba la radio por las noches, conocía todos los programas de televisión, se sabía el nombre de los actores, se empapaba de todas las revistas de cine… siempre había soñado con ser artista. “Quería dedicarme a esto”. Lo que nunca habría creído es que compartiría escenario con sus ídolos: Continuar leyendo “De charla con ‘El Monaguillo’”