Comprar tiempo libre

El que más y el que menos ha descargado cosas de manera no del todo lícita. Y no, que nadie se ponga digno ahora, habéis —hemos— descargado, sin pagar: películas, discografías, imágenes, series, videojuegos, etc. La afición del futuro presente es la de consumir productos multimedia sin medida. Llevar p’alante cinco o seis series y un par de películas semanales. Como si fuéramos seguratas de garita (con todos mis respetos para ellos). Para cumplir esta difícil obligación autoimpuesta hemos tenido que tirar de torrents, emules y streaming gratuito. Continuar leyendo “Comprar tiempo libre”